¿Qué revela mi firma?

En un post anterior hemos hablado ya de la grafología, pero según Charlotte Dugheyt: «ningún estudio grafológico debe ser hecho si el texto no está firma­do y, de la misma manera, ningún estudio grafológico debiera realizarse si la firma no va acompañada de un texto manuscrito.», por lo tanto  para cerrar el círculo, puesto que no lo hicimos anteriormente, trataremos la firma en este post.

Altura de la firma

Grande (más de 18mm): tiende a la extraversión
Mediana (entre 12 y 18mm): persona centrada y cautelosa
Pequeña (menos de 12mm): tiende a la introversión

Dirección de la firma

Muy Inclinada hacia arriba: indica autoexigencia y deseo de superación
Ascendente: ambición y deseo de superación
Horizontal: personalidad equilibrada, que acepta sus aciertos y errores
Apenas descendente: denota apatía, resignación

Forma de la firma

Formas curvas o redondeadas: amabilidad y buenos modos
Formas rectas y angulosas: disciplina, orden

Presión de la firma

Suave: temperamento sutil y adaptable
Intermedio: temperamento práctico y activo
Fuerte: temperamento fuerte

Velocidad de trazado de la firma

Más de 5 segundos: persona precavida
Entre 2 y 5 segundos: medida
Menos de 2 segundos: persona ágil, dinámica

Legibilidad

Legibilidad: sincero, auténtico
Algunas letras: moderadamente reservado
Ilegible: muy reservado, sobretodo en un primer contacto

Nombre/Apellido

Ambos presentes (completos o con iniciales): demuestra un equilibrio entre el rol familiar y social
Solo el nombre: denota un “yo” íntimo muy fuerte y autoaceptación
Solo el apellido: orgullo por lo familiar y por el rol social profesional

1

 

Ramón Rodríguez Lago
Dpto Organización Recursos Humanos ACCIONA S.A.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contenido Adicional

Facebook

Libros recomendados

Archivos