Nuevas formas de organización del trabajo: teletrabajo

La tecnología ha modificado las pautas de relación, tanto en el plano personal de las personas como en el contexto profesional. Esto ha provocado una profunda transformación en la manera de trabajar de las organizaciones, apalancada en la tecnología como motor de cambio.
Uno de estos cambios es la aparición del teletrabajo como un modo de adaptarse a las actuales exigencias de flexibilidad que el mercado requiere.

Entre las ventajas que podemos encontrar en el teletrabajo destacamos las siguientes agrupadas en tres grandes bloques:

– Beneficios empleados -> Aumento de la motivación: ahorro de tiempo y dinero al sustituir el desplazamiento, mejora en la conciliación entre la vida personal y profesional y mayor flexibilidad.

– Beneficios empresa-> Aumento de la productividad al estar el empleado más motivado
El teletrabajo fomenta un cambio de valores en las organizaciones, pasando de una cultura más presencial hacia una orientada a la eficacia del trabajo. Mejora de la imagen de la Compañía a nivel externo y mejora de la percepción a nivel interno (incrementa identificación y orgullo de pertenencia y representa y factor para retener el talento.)

– Beneficios medioambientales -> Menor gasto de energía y reducción de las emisiones contaminantes como consecuencia del desplazamiento.

Todo hace indicar que el teletrabajo como fórmula de trabajo flexible continuará implantándose a mayor escala, perdiendo protagonismo la ubicación física frente al trabajo colaborativo y en red desde distintos puntos geográficos.

 

Miguel Ángel Rodríguez
Departamento de Formación Corporativa ACCIONA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contenido Adicional

Facebook

Libros recomendados

Archivos